fbpx

En CIA Idiomas hemos escuchado constantemente a la población adulta decir: ¡Es que yo ya estoy muy viejo (o vieja) para aprender inglés! La verdad no hay afirmación más alejada de la realidad, y en este blog te demostraremos por qué lo es…

¿Es verdad que, entre más joven, entiendo más?

Es completamente mentira. El desarrollo cerebral pasa por una serie de procesos llamados “podas neuronales”, mediante las cuales el cerebro guarda información importante y elimina la que ya no le sirve. Esas podas se dan entre los 4 y los 5 años, y de forma constante desde los 6 a los 16 años. Así es que cuando un adolescente te dice que se le olvidan las cosas… deberías creerle.

Ahora bien, después de los 20 años, el cerebro se estabiliza y lo que aprendas de ahí en adelante, se te grabará con más facilidad que en la adolescencia. Puedes aprender más técnicas de aprendizaje y tu cerebro guarda más información importante, selecciona con mayor precisión los sonidos que desea oír.

Por otro lado, tienes un vocabulario más técnico en tu idioma natal y estás más enfocado(a) en la vida. Ya estás estudiando en una universidad o estás en el mundo laboral; así es que tienes unos conceptos muy claros y un recorrido que te servirán para encontrar temas que te apasionen y sobre los que puedas buscar palabras, temáticas, artículos y diversas situaciones de interés en inglés.

Por otro lado, tener que pagar el curso (o que te lo paguen y te lo recuerden cada tanto) genera más sentido de responsabilidad en ti que lo que se genera en niños y adolescentes muy jóvenes. Es así como encontrarás la motivación, puesto que la economía se ha vuelto parte fundamental de tu vida.

Te puede interesar: ¿Cuál es la mejor edad para aprender inglés?

Aprender inglés tiene demasiados beneficios a corto y largo plazo

Investigadores del London University College, determinaron que el cerebro adquiere más potencia al estudiar un idioma en la edad adulta, esto ayuda a que zonas inactivas del cerebro empiecen a “iluminarse”, generando más conexiones neuronales que alguien que no estudia un idioma.

Tu memoria se va a potencializar, puesto que estás obligando a tu cerebro a retener información, por lo que no solo va a captar esta, sino muchos más datos de tu día a día para luego poderlos “traducir”.

Con lo anterior, tus neuronas van a buscar estar más fuerte. Es como si hicieras ejercicio, pero para tu cerebro. Por lo que ellas no van a morir tan fácil a largo plazo, debido a lo fuertes y bien conectadas que van a estar, gracias a estar aprendiendo otro idioma.

La soledad va creciendo con la edad. Esta frase, y más en el mundo digital, es muy conocida. Tu círculo de amigos se va cerrando con la edad, y pocas personas llegan a la vejez con un fuerte círculo de amigos. Aprender inglés ampliará tu círculo social a nivel nacional e internacional de tal forma que podrás sentirte acompañado por una red de personas que estarán contigo a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Por último, se resalta la importancia que tiene aprender en la edad adulta, ya que puedes continuar realizando tus actividades académicas y laborales y vas a tener muchísimas más oportunidades de crecer en la empresa donde estás, o inclusive moverte a otra empresa con mejor remuneración, o por qué no… viajar y disfrutar de mejores oportunidades a cualquier edad, es posible.

Por último… qué tal un plan de pensión que incluya no perderte alrededor del mundo, sino poder hablar en inglés en cada lugar que visites. Siempre existirá la posibilidad de hacerlo y más si lo realizas en CIA Idiomas, tenemos cursos para adultos desde los 14 hasta los 99 y más años ¿Qué esperas? Hay horarios de 6:30 pm por si trabajas y quieres terminar en 16 meses; o planes de sábados, si quieres hacerlo a un ritmo más lento.

Te puede interesar: ¿Por qué los niños deben aprender inglés?