fbpx

¿Hablamos mejor inglés cuando soñamos o tomamos licor?

El descanso ayuda a retener la información cuando se aprende inglés
Autor: CIA Idiomas
Fecha de publicación: diciembre 9, 2022
Categorias: Blog

Hoy hablaremos de algo que es realmente apasionante. Vamos a establecer algo científicamente, y es que la Universidad de Harvard y su facultad de medicina tienen un centro específico para realizar pequeños estudios de sueño. Ahora bien, se ha establecido desde hace unos años que las personas pensamos fundamentalmente en nuestro idioma materno cuando tenemos algún tipo de emoción fuerte.

Es decir, cuando piensas en insultar a alguien, te enamoras, odias algo, te causa repugnancia o insatisfacción, piensas en tu idioma todas las formas de poder salir de dicha situación. Esto se debe a que tu cerebro aprendió a comportarse emocionalmente en ese idioma. Ahora bien, las personas bilingües no son ajenas a ello. Cuando un docente de inglés te dice: “piensa en inglés”. Lo que te quiere decir es que conectes el mundo que conoces, el que es práctico para tu trabajo, estudios, viajes o en aquello que vayas a utilizar el idioma; porque sabemos en el fondo que no podrías llegar a emocionarte en el segundo idioma… ¿O sí?

Pues resulta que en el centro del sueño de Harvard que te contamos, han hecho estudios y en junio del 2022, establecieron algo sorprendente: Las personas bilingües generan tanta división en su cerebro entre “para qué me sirve este idioma” y “en este idioma me emociono”, que pueden llegar a tener sueños en ambos lenguajes… y ni qué decir de los que hablan más de dos.

Es que soñé que hablaba mejor… y hablo mejor inglés cuando tomo.

Resulta que, cuando sueñas algo y estás estudiando un idioma, tu cerebro divide la información de la siguiente forma: Algo familiar, va para la lengua materna. Algo laboral, académico, de negocios, de placer o viajes: segundo idioma; y si sabes un tercer idioma: viajes, placer y experiencias vividas cercanas a mí con personas, canciones y momentos relacionados a ese idioma.

Es entonces cuando empezamos a ponernos científicos. Resulta que cuando sueñas y cuando tomas licor de forma moderada, se desinhibe la corteza prefrontal del cerebro. Esa parte se encarga de controlar tu realidad, decirte qué puedes y qué no puedes hacer. Es por eso por lo que, en los sueños (o en el estado previo a estar ebrio) puedes sentir que te tiras de un edificio, o inclusive haces deportes extremos que en la vida no te arriesgarías, tomas decisiones respecto al amor, que en tus cabales no serías capaz: tu cerebro no está juzgándote, diciéndote lo que se puede o no hacer.

Y resulta que, en ambos estados, no te estás juzgando tan duramente como cuando en clase, o cuando acabas dices: es que aprendí, pero siento que no sé, me da miedo hablar en público, qué pena equivocarme. Por lo mismo, cuando sueñas o tomas moderadamente, hablas tu segundo idioma, y al despertar (o levantarte al otro día) dices: ¡Sí sabía en ese momento!

Ahora bien. Estos científicos remarcan que el papel de los sueños es prepararte para potenciales amenazas, y cumplir deseos que tienes reprimidos. Por eso es por lo que, cuando tomas también sientes que hay muchas amenazas o quieres cumplir todos tus deseos. Con el idioma esto no es distinto, puede que sientas como amenaza no saberlo y tu cerebro simula que lo sabe a la perfección, porque ya tiene todo el conocimiento que requiere del idioma. O está cumpliendo tu deseo, no de saber (porque, te lo repetimos: YA SABES) sino de sentirte aceptado al hablar este idioma.

De hecho, esto es tan poderoso, que personas que no están estudiando un segundo idioma, pero en sus labores lo escuchan; aunque no lo hablen, ni lo practiquen específicamente, referencian haber soñado en ese idioma. ¿Por qué? Su cerebro se está preparando si, llegado el momento, deben interactuar en él. Así es que, estar en clases, escuchando varias veces por semana el idioma, te beneficiará hasta cuando duermes, pues estás en contacto constante con el idioma.

¿Te atreves a soñar en inglés? Tu cerebro se preparará solo, y nosotros le daremos toda la información y la diversión necesaria para que logre fluir en conversaciones: ¡Hasta en tus sueños!